10 DIC 2013, 08:45

“El CONICET sin las Universidades no se podría concebir”

El presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), doctor Roberto Salvarezza, visitó la UNNE invitado por el Rector ingeniero Eduardo del Valle.


El CONICET sin las Universidades no se podría concebir

Fuente: revistacyt.unne.edu.ar


Tras cumplir con una abultada agenda, Salvarezza brindó una entrevista a la Revista CyT en la que se refirió al avance del proyecto de construcción del Centro Científico Tecnológico NEA (CCT NEA), en el que funcionarán los cuatro institutos de investigación de doble dependencia: el Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL); Instituto de Botánica del Nordeste (IBONE); Instituto de Investigaciones Geohistóricas (IIGHI) y el Instituto de Modelado e Innovación Tecnológica (IMIT).


El doctor Salvarezza reemplazó en el mes de Mayo en la presidencia del CONICET a la doctora Marta Rovira. Es doctor en Química y director del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA).Además, es especialista en las áreas de nanociencia y nanotecnología, disciplinas por las que recibió el premio Konex de Platino (2003), el Premio Bernardo Houssay (2007) y el Fellow of the John Simon Guggenheim Memorial Foundation (2008). En su rol de investigador, es visitante en distintas universidades europeas y director de proyectos nacionales e internacionales en su rama de la ciencia. Su producción científica abarca más de 280 artículos en revistas internacionales con referato junto a 12 libros y capítulos de libros.


Las siguientes son algunas de sus expresiones en la charla mantenida en exclusiva:


“En esta etapa el CONICET está trabajando activamente codo a codo con las Universidades Nacionales. El tema central que nos convoca es la articulación de capacidades del sistema científico y tecnológico, en donde las casas de altos estudios y el Consejo son actores relevantes”. En ese sentido resaltó la reunión mantenida con los Decanos, con los directores de los Institutos de doble dependencia y con el Rector.

-Prácticamente usted está recién asumido. ¿Cómo encontró el CONICET?. ¿Cuáles serán sus ejes de gestión?.
Institucionalmente al CONICET lo encontré muy bien. Tenemos que tener en cuenta que venimos creciendo en presupuesto año a año. Ejemplos de esta realidad es que triplicamos el número de investigadores de carrera; mantuvimos un muy buen nivel de técnicos dentro del organismo; es importante el número de estudiantes de posgrados haciendo su tesis doctoral. En lo que hace al crecimiento de la infraestructura, los Planes Federales 1 y 2 están en plena ejecución. Pero es lógico suponer que a medida que vayamos avanzando se presenten nuevos desafíos.

-Usted repite mucho la necesidad de articular a los distintos actores del sistema. Indudablemente será una línea prioritaria, ¿con que mecanismos tiene pensado llevarlo adelante?.
Todo el sistema científico y tecnológico tiene este desafío de la articulación. Es importante poder dialogar para optimizar los recursos humanos, conocer sus demandas e integrarlas a los requerimientos del sector productivo, los estados provinciales, municipales, etc.
Estamos haciendo esta tarea con todos los organismos y por supuesto con las Universidades Nacionales. En todos encontramos muy buena recepción en cuanto a la posibilidad de movernos como socios y de afrontar los problemas en el área de investigación.
Otra línea estratégica será la de potenciar la transferencia de conocimiento básico. Esto es que las organizaciones y las empresas incorporen la innovación tecnológica producida por científicos argentinos, de manera tal que se genere un impacto también en lo social.

-Relacionado a este tema. Usted habla sobre la necesidad de un proceso de evaluación distinto a los que deben estar sometidos los investigadores que están desarrollando investigación aplicada. ¿Podría explicar esta idea?.

Efectivamente, creemos que aquellos investigadores que actualmente se encuentran trabajando en proyectos aplicados con impacto socio-productivo, tienen que ser evaluados en función al trabajo al que están dedicados y por el período que dure. De alguna manera estamos diciendo “si no publicás durante este período no importa, para nosotros es más importante que cumplas con el compromiso que asumiste”. Pero quiero ser sincero, no es sólo una decisión del CONICET, todos los organismos de Ciencia y Técnica del país, acordamos que para octubre-noviembre tendremos un documento en donde estén claramente estipulados estos casos.

-Usted también mencionó como otra de su línea de gestión, la posibilidad de seguir con la modernización de la Infraestructura de Investigación. ¿Qué puede decirnos acerca del avance del nuevo edificio del CCT NEA?.
Si mi información es correcta, en este momento se está ejecutando el Plan Federal 2 y en él ingresaron aquellas propuestas que tenían finalizado y aprobado el Proyecto Ejecutivo. En el caso de los Institutos del NEA, la situación es distinta porque no tienen finalizado el proyecto ejecutivo. Pero hay un avance importante porque se están gestionando los fondos para cumplir con este requisito. Al cumplirse esto, el plan de obras del CCT-NEA ingresarán -calculo- a un próximo plan federal, que hasta el momento no fue anunciado, porque la demanda de infraestructura es muy elevada y el Ministerio es perfectamente conciente de esta necesidad.

-La anterior presidente del CONICET doctora Marta Rovira y usted provienen de las Ciencias Duras. ¿Qué lugar ocuparán las Ciencias Sociales en su gestión?.

Para que tenga una idea el ingreso por área en cuanto a becas de investigación es de un 25 por ciento. El rol de las Ciencias Sociales es fundamental, en la actualidad es difícil pensar un proyecto de investigación que no tenga una contraparte social, inclusive los temas tecnológicos. En las décadas pasadas la especialización ha llevado a compartimentos separados de las distintas áreas, pero afortunadamente lentamente esto se fue modificando hasta llegar a tener en estos momentos una visión más global de un problema y en donde lo social tiene peso propio.

-En los últimos años hubo un gran cambio en el Sistema Científico Argentino. Podría hacer una proyección a dos años –el tiempo que durará su gestión al frente del CONICET- sobre el futuro del sistema.
Creo que la decisión del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, dentro del cual estamos involucrados, es seguir creciendo. El presupuesto va en concordancia con los recursos humanos que se van incorporando a la institución, como así también estamos comprometidos a la compra de equipamientos y de infraestructuras. Somos muy optimistas y mantendremos el esfuerzo para continuar el camino de este crecimiento que se ha iniciado.

 

Juan Monzón Gramajo


Link permanente:
http://www.redvitec.edu.ar/el-conicet-sin-las-universidades-no-se-podria-concebir